Lac Des Vaches (2318m). Una travesía de 3h de ascenso con un tramo de infarto

¿Qué arriesgarías cuando sabes que vas a estar más de 3h subiendo hacia un lugar, el cual sabes que, a pesar del esfuerzo, te va a reglar unas vistas sobrecogedoras? Pues obviamente NADA, pero aquí os contamos nuestra experiencia en la subida al Lac des Vaches o Lago de las Vacas en los Alpes Franceses.

Cuando vas a la montaña siempre tienes que ir con precaución y no arriesgar. Aun así, a veces el haber caminado durante mucho rato y ver que estás cerca te hace cometer locuras, como atravesar un tramo de nieve casi helada, sabiendo que si caes… no vivirás para contarlo. Sigue leyendo para descubrir este precioso lugar y fotos y vídeos de cómo nos las apañamos para llegar hasta arriba.

Como siempre, lo primer es llegar al parking donde dejar el coche después de 1h y media de camino. La verdad es que el camino hasta el lugar es bastante cómodo, con carreteras asfaltadas en todo momento y con unas vistas, como siempre, increíbles.
Si quieres saber dónde empieza la subida, pincha aquí para saber dónde dejar el coche en el parking des Fontanettes

Una vez cogido todo el material, nos disponemos a subir. Aquí, a unos 20 minutos de donde el coche estaba aparcado. Una pena que estuviese bastante nublado.

Parque Nacional de la Vanoise

En este caso, las dos mochilas iban completamente llenas. Al final nos dimos cuenta de que incluso demasiado peso para una travesía tan larga. Al final, son 3 horas de ascenso y otras 2 horas y media de descenso. En total, unas casi 6 horas en intentar subir al Lac Long, más arriba del Lac des Vaches o Lago de las Vacas, el cual era nuestro objetivo.

En la mochila llevábamos las dos cámaras (Canon 6D + Sony A7S) + objetivo angular + teleobjetivo. Además de esto, pensábamos el quedarnos algo de tiempo por la noche para hacer algunas nocturnas, con lo cual también nos llevamos nuestro iOptron Sky Tracker. Varios bocadillos para el total de la travesía; agua; kit de supervivencia (siempre es imprescindible llevarlo en alta montaña, nunca sabes qué puede pasar); los dos trípodes (mala idea, con uno hubiera sido suficiente); calcetines de repuesto; pantalones impermeables para cuando llegáramos a los tramos de nieve o, si empezaba a llover; y algunas cosas más que ahora no recuerdo.

Vamos, íbamos llenos hasta los topes. Una de las mochilas estaba en torno a unos 15kg… ¡¡pa’ habernos herniao!!, como dirían en mi tierra jeje.

Una vez pasados los primeros 45 primeros minutos de la muerte, con una pendiente bastante elevada y echando el hígado por la boca, decidimos tomar un pequeño descanso en el refugio. Aunque estaba cerrado, siempre puedes sentarte fuera y descansar un poco para continuar.

Desde aquí ya podíamos apreciar el famoso pico más altos de los Alpes de la Vanoise, el Grande Casse, a nada más y nada menos que más de 3.800 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Subida lago de las vacas parque nacional de la vanoise

Aquí podéis apreciar los montes en el fondo de la imagen cubiertos por las nubes. 

Una vez recogidas fuerzas con un pequeño tentempié, decidimos seguir la marcha.
Conforme vamos subiendo, al cabo de 20 minutos, nos vamos empezando a encontrar obstáculos en forma de nieve que nos “casi” impiden el paso, aunque logramos rodearlos.

Subida al lago de las vacas

Te puedes encontrar grandes bloques de hielo que no se han derretido. A veces, impidiéndote el paso en ciertos lugares.

Después de esto no tuvimos mayor problema hasta que llegamos a un paso que estaba completamente cubierto de nieve. Aquí oigo a mi hermano que me dice -Álvaro… tenemos un serio problema… no sé si vamos a poder seguir cruzando… La subida al Lac des Vaches o Lago de las Vacas se nos ponía complicada.

«¿Te gustan los lagos de montaña? En este artículo te dejo los 5 lagos más bonitos de los Alpes Franceses«

Aquí me preocupé, porque mi hermano es capaz de subirse a un edificio de 300 metros y caminar por el borde de la zona más alta en un bordillo de 10cm de ancho. O sea que si mi hermano me dice que estamos jodidos… es que estamos jodidos.

Se notaba que la nieve estaba derritiéndose y que era bastante inestable, pero era el único paso por el que podíamos cruzar. Era o pasar, o darnos la vuelta y volver a casa.
Pero eso no era lo peor de todo. Lo peor era que, en ese paso de unos 30 metros de longitud, si caías al vacío, lo cual no era nada difícil, ¡¡TENÍAS MUCHAS PROBABILIDADES DE IRTE PARA EL OTRO BARRIO¡¡. O al menos tenías muy pocas probabilidades de sobrevivir.

La caída era de unos 30-40 metros aproximadamente, con una pendiente MUY abrupta. Esto quiere decir que, al resbalar, la caída sería MUY rápida, sin posibilidad de ser frenada.
Una vez caído, abajo te esperaban rocas MUY afiladas debido al curso del río que fluía (se veían desde arriba). El río y las zonas de abajo parecen pequeñas y estrechas. Pero nada más lejos de la realidad. Eran bastante anchas y el río corría con bastante fuerza.

Aun así, decidimos cruzar. El espacio para poner los pies era MUY pequeño y no te cabían los dos pies en el mismo lugar. Tenías que dar un paso con un pie, meter el bastón en la nieve (el cual a veces se hundía cerca de 1m) y rezar para no resbalar.

«La subida al Lac des Vaches puede ser intensa y larga, pero realmente espectacular» Si la haces en verano no requiere una forma física muy buena»

Después de unos minutos con las pelotas puestas en la garganta, logramos cruzar. Primero pasó mi hermano Jose Manuel y después yo. Así pudo grabar el vídeo para inmortalizar el momento.
Decir que en el vídeo no se aprecia ni la dificultad del paso, ni la pendiente que había, ni la distancia al caer. Además de todo esto, se unía a que había trozos congelados y resbalaba que daba gusto. Os puedo asegurar que era un gran acojone.
Yo nunca he tenido miedo a nada. Ni a las alturas, ni a hacer locuras que aquí no voy a contar, pero grandes locuras que entrañaban bastante peligro.

Estaba cruzando y me TEMBLABAN LAS PIERNAS. Al cruzar mi hermano, una parte de mí deseaba decirle que yo no cruzaba. Pero dije, ¿Va a cruzar él y no yo? Al ataqueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee. Y así es como morí….. Que nooooooo. Logramos cruzar y después de la adrenalina y la tensión del momento, tuvimos que descansar unos minutos para quitarnos el tembleque del cuerpo.

No parece mucho, pero os aseguro que si caías, no lo contabas. Daba miedo pasar.
cruzando los alpes

Posando después de cruzar el que nosotros denominábamos “El paso de la Muerte” Aún me temblaban las piernas… 

Una vez dejado atrás este paso, continuamos nuestro camino hacia el “Lago de las Vacas”. Después de este paso, no nos encontramos más nieve hasta que llegamos bastante más arriba. De hecho, este paso era lo único que nos encontramos de nieve compacta en la primera 1h y media. Aun así, al terminar, seguimos subiendo y tampoco encontramos nieve. No hasta los últimos 40 minutos antes de llegar al lago. Bueno, al “supuesto lago Lac des Vaches o Lago de las Vacas”.

Y… ¿Por qué digo supuesto lago? Pues porque cuando nos estábamos acercando al lago (unos 15 minutos) ya todo estaba cubierto de nieve. Con lo cual, obviamente, dedujimos que el lago también estaría cubierto de nieve. Aquí podéis ver cómo estaba el sitio en Junio. Increíble la cantidad de nieve que había. Pero increíble. La foto no hace justifica a la cantidad y profundidad que había. Y para colmo de confirmarnos que no podremos ver el lago, NOS EMPIEZA A LLOVER.

Lago de las vacas cubierto de nieve alpes franceses

Llegada al Lac des Vaches

Aun así, no desesperamos y quisimos continuar hacia adelante y ver hasta dónde podíamos llegar.
Un poco más adelante, nos encontramos con una parte del río, sepultada bajo la nieve gran parte. Sin embargo, el río había logrado derretir una parte del hielo en una de las zonas, dejándonos ver una estampa preciosa.

Lac des vaches alpes franceses
Lac des vaches alpes franceses
Lac des vaches cubierto de nieve

Lac des Vaches cubierto completamente de nieve

Sigue lloviendo, pero esta vez con más fuerza (30 minutos después). Una vez contemplado el paisaje, decidimos seguir un poco más hacia adelante. Eso si, todo cubierto de nieve, ya no encontrábamos una parte de tierra en donde pisar. Pero esto no nos desanimó y seguimos camino hacia arriba, intentando llegar al Lac Long.

Después de cruzar la pasarela por donde supuestamente el río debería estar corriendo (ciertamente está corriendo bajo el hielo), llegamos a una zona de rocas, en donde adivinar qué había… ¡¡MÁS NIEVE!! jajaja.
Viendo que no nos encontramos ni un alma en toda la subida, decidimos dejar las mochilas debajo de las rocas, bien escondidas y así seguir la travesía sin mochilas.
Al seguir 50 metros hacia adelante, nos asomamos a la zona alta y nos encontramos esto:

Lac rond alpes franceses cubierto de nieve

Camino hacia el Lac Long.

Lac des vaches cubierto de nieve

Si queríamos seguir hacia el Lac Long, debíamos seguir el camino.

Y lo intentamos… pero era imposible. La nieve estaba fresca y por cada pisada que dabas, te hundías medio metro en la nieve. ¡¡Tardábamos casi 1 minuto en dar 10 pasos!!

Visto que era imposible seguir caminando sin seguridad, decidimos volver sobre nuestros pasos y volver hacia el refugio. Al dar 3 pasos, acabé metiendo el pie en un agujero de casi metro y medio, chocando mi pierna con una roca que había abajo. ¡1 metro y medio de nieve bajo mis pies!  Y gracias a que había una roca sólida y suave, si no me hubiera visto a mi hermano bajando para pedir que el helicóptero viniese a recogerme.

«El Lac des Vaches es uno de esos lagos en los que puedes sentir las montañas a tus pies»

Finalmente, llegando al refugio, decidimos salirnos del camino y bajar por el curso del río. Aquí había destellos de plantas que querían florecer, pero que el inestable tiempo no les dejaba.

Parque nacional de la  vanoise, alpes franceses

Zona baja, al lado del refugio una vez bajado del Lac Des Vaches o Lago de las Vacas. El curso del río se puede ver vagamente a la izquierda de la imagen. 

Aquí os dejamos un vídeo para que veáis la diferencia entre la zona baja y la zona alta de la montaña. El contraste en pocas horas de travesía es abismal.

Una vez abajo, pudimos dar una vuelta y hacer alguna foto que otra. Pero unos 10 minutos antes de llegar el refugio, nos vuelve a llover. Ya teníamos la cámara fuera y haciendo alguna foto, aunque poco que hacer cuando casi todas las montañas estaban cubiertas. Aun así, lo intentamos.

Después de esto, decidimos partir rumbo hacia el coche para volver a casa. Ya habíamos tenido suficiente por hoy. Nieve inesperada, lluvia en el peor momento, pasos de la muerte… un Lac des Vaches o Lago de las Vacas congelado y, aun así… nos encantó.

Y ti, ¿Qué te ha parecido esta subida al Lago des Vaches o Lago de las Vacas en los Alpes Franceses?

Related Stories

Descubre

Capítulo 5 – Cómo exponer correctamente en fotografía. Curso...

Cómo exponer correctamente en fotografía. Usando el exposímetro. Vamos ahora a explicar cómo obtener una...

Capítulo 4 – ISO EN FOTOGRAFIA. Curso de fotografía

ISO EN FOTOGRAFIA La sensibilidad ISO de una cámara es un parámetro con el cual...

Capítulo 3 – Velocidad de obturación. Curso de fotografía

Capítulo 3 - Velocidad de obturación La velocidad de obturación es otro de los 3...

Capítulo 2 – Apertura del diafragma. Curso de fotografía

Apertura del diafragma La apertura del diafragma es la que regula la luz que entra...

Capítulo 1 – La exposición en fotografía. Curso de...

En este curso de fotografía veremos todo lo que necesitas saber para hacer que...

Lac Des Vaches (2318m). Una travesía de 3h de...

¿Qué arriesgarías cuando sabes que vas a estar más de 3h subiendo hacia un...
spot_img

Comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here